Ocho de cada 10 deportados no han sido escuchados ante un juez.

Foto/centrotampa Xeyli Alfaro Reforma Para Mí Según datos oficiales en el 2013 Estados Unidos deportó  más de 363 mil personas, mismos que según un informe de la Unión Americana de Libertades Civiles ACLU,  ocho de cada 10 deportados no tuvieron la oportunidad de ser escuchados por un juez, pese a que la ley así lo establece. “En el sistema actual, los detenidos están sujetos al capricho y misericordia de los agentes de Inmigración, quienes juegan el papel de fiscal, juez, y deportado”,  expresó Sarah Meta, responsable de dicho informe. El informe presentado revela errores tan graves dentro  del sistema e inmigración que incluso cita casos de deportaciones de ciudadanos americanos, uno de estos el de Isidora López Venegas de origen mexicano  quien junto a su hijo nacido en Estados unidos y que sufre problemas de autismo fueron deportados por la Patrulla Fronteriza. De  la misma forma el documento presentado detalla que  más de 40 mil agentes de inmigración implicados en deportaciones sumarias no reciben capacitaciones para analizar los casos  por lo que ACLU urgió  la ejecución de estrategias que conviertan a los agentes de inmigración en personas capaces de desempeñar sus labores apegadas a la ley. Consultado en el tema Autoridades del  Departamento de Seguridad Nacional   DHS por sus siglas en inglés, rechaza las críticas y asegura que respeta el derecho al debido proceso. Expertos aseguran que los cambios a los procesos de deportación realizados en 1996  han dado lugar para errores tan graves como los que se citan en el informe. El informe especifica además que el año pasado 72 mil padres de hijos nacidos en territorio estadounidense,...