Estados Unidos se prepara para deportar cientos de familias indocumentadas

Estados Unidos se prepara para deportar cientos de familias indocumentadas

A partir de enero del 2016, un operativo a cargo de los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) planea la deportación a nivel nacional de cientos de inmigrantes según un reporte del Washington Post. Esta campaña esta dirigida a adultos y niños centroamericanos que vinieron a los Estados Unidos desde el 2014 y que su salida ha sido ya ordenada por un juez.

Según la publicación “los adultos y los niños serán detenidos dondequiera que se encuentren y serán inmediatamente deportados”.

Los motivos de este operativo no son claros, sin embargo esto podría ser una reacción al incremento de la llegada de inmigrantes provenientes de Centroamérica. En noviembre pasado, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el número de niños centroamericanos que huyen de la violencia de sus países y que cruzan solos México para llegar a Estados Unidos se ha duplicado en un año.

En el año fiscal 2014, agentes federales arrestaron a 68,541 niños migrantes que intentaban cruzar la frontera solos. La Patrulla Fronteriza reportó que solamente en los dos primeros meses del año fiscal 2016 (los pasados octubre y noviembre) detuvo alrededor de 5,000 niños que viajaban solos. Esta ha sido la cifra más alta desde que se comenzó a documentar el flujo en 2009. El número de adultos detenidos también supero al del año pasado lo cual causa preocupación en la Casa Blanca.

Además el reporte dice que Jeh Johnson, secretario de DHS (Departamento de Seguridad Nacional) se ha visto obligado ante la reciente decisión judicial a comenzar el desalojo de familias en custodia de los centros de detención.

El gobierno de Obama ha recibido fuertes críticas por su política de inmigración. Este año 2015, inició con la esperanza de legalizar temporalmente a 5 millones de indocumentados pero está concluyendo con este beneficio atascado en las cortes y con 2.5 millones de personas deportadas desde que comenzó el gobierno de Obama.

Para cientos de familias centroamericanas que escapan de sus países por causas de violencia el 2016 comienza con malas noticias.